viernes, 10 de febrero de 2017

La muerte.

A veces, viene y va besando el clavel,
otras veces nos besa la frente,
suave como la nube,
y nos deja a medio secar el mantel,
sin saber que será nuestro último soplo,
nuestro último latido, definitivamente.

Irrumpe en nuestros senos cálidos,
cual fuego que quema a los leños,
avivándose con el viento.
Viene y va en silencio, como el pensamiento,
o quizá como el imán
que atrae o repele a los sueños.

Muere el rico, el pobre, el niño, el anciano,
todos iremos de este mundo tarde o temprano.
La muerte acaba con todo,
es la ley de la vida, hoy somos materia viva
y mañana tan sólo seremos átomos de polvo.


Bajo el Nombre de Poetita azul®/

No hay comentarios:

Publicar un comentario